Buenos Aires Digital

La Plata: el intendente Garro hace campaña con los inundados, pero tiene abandonada a toda la periferia

Más allá de encarar una campaña totalmente separada del presidente Mauricio Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal, el jefe comunal de La Plata optó por usar en su campaña la trágica inundación de abril de 2013. Para ello, y por recomendación de su equipo de comunicación, grabaron en un spot con el que salió a dar batalla para revertir los resultados de las PASO. 

“Hace seis años nos unió el dolor, ahora nos une el futuro”, dice Julio Garro en el video que comenzó a circular por las redes hace algunas semanas, donde hace hincapié en las obras hidráulicas encaradas por el municipio, sin tener en cuenta que gran parte de ellas son financiadas por la provincia y vienen desde la gestión anterior. 

Tanto se colgó Garro de la inundación, que incluso en un acto que compartió con asambleístas de los distintos barrios pasó un mal momento cuando una vecina lo increpó y advirtió ante la sorpresa del intendente que “La Plata sigue siendo una ciudad inundable”. Además, luego del evento, enviaron un comunicado en el que denunciaron que el alcalde “intentó colgarse de nuestra lucha y nuestro dolor”. 

Incluso, en una especie de autocrítica, en su spot revela que “ahora la prioridad es otra” e intentan convencer a los votantes de que en una posible segunda gestión podría dedicarle más presupuesto a la periferia que, en la actualidad, está totalmente abandonada.

Desde que asumió en diciembre de 2015 hasta estos días, la administración de Garro estuvo centrada en el Casco Urbano de la ciudad y los barrios más alejados fueron olvidados. Apenas, el único acercamiento del intendente de Cambiemos con las localidades de los alrededores fue cuando a poco de haber iniciado su mandato decidió asfaltar la calle de ingreso al Country Grand Bell, donde él vive junto a su familia. 

Lo curioso, además, es que esas mismas palabras que el jefe comunal platense esgrime en su spot de campaña, son exactamente las mismas que repitió en una cena junto a más de 800 empresarios y referentes de Juntos por el Cambio. Allí remarcó que “a la inundación no le importó si eras pobre, rico, viejo, joven, dónde vivías ni a quién votabas. Fue una tragedia que nos tocó a todos”.

Sin embargo, a casi cuatro años del inicio de su gestión, los vecinos de los más barrios más alejados son víctimas del abandono municipal y viven en lugares donde no llegó el asfalto y las obras se hicieron desear. Por lo pronto, Garro sigue haciendo campaña con los inundados, mientras las encuestas revelan que se agotan las posibilidades de una reelección. 

 

Comentarios

Buenos Aires Digital
Agencia de Noticias
http://www.buenosairesdigital.info
correo@buenosairesdigital.info